Mi 2012: 2º Profecía, Crisis Económica

En 2012 se define si la Economía Mundial se viene abajo definitivamente o no.

La sensación será de estancamiento, el haber llegado a un callejón sin salida por todos los caminos.

Mi 2012: introducción

2012. Tanto que machacan con esa fecha bendita. Los que anuncian el final de los tiempos, los escépticos que los rebaten, los fans del Calendario Maya, la película que ya sufrí y la madre que los parió ^-^

Cada cual tiene su idea del 2012, con libros, videos y documentales, desglose o interpretación de profecías antiguas... Hay de todo, para todos los gustos ^-^ En todos los casos la fundamentación se da con datos de terceros no comprobados. Los que rebaten eso también dan sus argumentos, lógicos, amparados en lo que ya conocemos pero ¡ay! tampoco verificados. Para cualquiera de los bandos, a mi entender, en este tema lo único palpable y seguro es la Fe en lo que quieren transmitir. Fuera de esto, estamos frente a un juego, una monumental apuesta que mostrará resultados entre el 21 y 22 de diciembre del 2012.

Al respecto, mi granito de arena es presentar mis propias profecías.

Mi 2012: 1º Profecía - Sol y Clima

En el 2012 comprobaremos que el Sol empieza un ciclo frío.

Independientemente de que la Humanidad haya creado un Efecto Invernadero, una disminución de la emisión energética solar impactará en el clima terrestre a gran escala. Al principio no se notará, por el efecto de inercia de los cambios climáticos a partir de 1970-1980. Pero en 2012 se verificará que la tendencia del clima terrestre es al enfriamiento, no al calentamiento.

11 de Septiembre

11 de Septiembre de 2001. En Argentina es el Día del Maestro Escolar, y en el Instituto Hölters de Villa Ballester donde trabajaba era feriado, pero para mí no porque era personal de mantenimiento y ese día lo iba a dedicar a ajustar PCs de las aulas. En el momento posterior al impacto del primer avión, me había conectado a Internet a buscar drivers y nunca había visto la web TAN lenta. Esa fue la primera vez en mi vida que pensé "si la web está así, algo pasó". Recuerdo que la web de Clarín era imposible de acceder. La Nación se adaptó mas rápido, cambió su página de inicio a otra que solo mostraba una foto y un párrafo de texto, y ahí tuve idea de qué pasaba. Mi primer pensamiento: "tarde o temprano esto iba a pasar", pero NO por terrorismo alguno. Años antes, cuando estudiaba Ingeniería Aeronáutica en la UTN de Haedo, me habían contado de un Jumbo 747 de Aerolíneas Argentinas que casi se había comido las torres porque desde el Aeropuerto Kennedy habían dado mal la ruta de aterrizaje, que el piloto ignoró esa ruta evitando el impacto con sus propias manos, y que eso había sido el fin de su carrera porque los del Aeropuerto Kennedy no podían quedar como unos inútiles. Nadie podía garantizarme que esa misma gente había dejado de ser inútil, y por eso no solo tomé ese impacto como accidente sino como accidente muy probable. Luego vino el impacto del segundo avión, y me quedé con la boca abierta. Mis hipótesis de accidente se esfumaron, pero la inquietud verdadera apareció cuando la web murió, definitivamente. La misma sensación que daría (en ese entonces) que todos los canales de TV aparecieran en blanco. Ahí salí de mi despacho, para saber si alguien sabía algo más. Y el personal de limpieza y administrativo estaba inquieto porque escuchaban la radio, con noticias inconexas que no decían mucho, algo había pasado en Nueva York pero no había más datos. Por Internet habían circulado primero, el que sabía más era yo. Y era raro, muy raro explicar qué pasaba cuando sentía que apenas tenía idea.